LOS GLUCÓMETROS

Sin duda, un buen control de las glucemias empieza con un glucómetro.

El médico o asesor en diabetes del hospital puede ayudarte a elegir el más adecuado para ti y enseñarte a utilizarlo y a registrar e interpretar los resultados.

En el mercado existen muchos glucómetros distintos, para ayudarte a comprobar tus niveles de azúcar en sangre.

Imagen: www.clarityhealthjournal.info

Antes de adquirir uno, hay una serie de factores que se pueden tener en cuenta. Estos son algunos de ellos:

  • La velocidad con la que se obtienen los resultados
  • La facilidad de manejo del medidor y las tiras
  • El tamaño del aparato
  • El coste de las tiras reactivas

Pero, personalmente, creo que el factor imprescindible es la precisión.

Verás, los medidores de glucosa que hay en el mercado tienen una precisión variable y se les admite un margen de error que se rige por las normas ISO (15197:2013).

Guardar

¿Qué márgenes de error se admiten en un glucómetro?

Los rangos de error «permisibles» son:

  • Para niveles reales de glucosa en sangre de 75 mg/dl o más: Margen de error admisible del ±20 %, el 95 % del tiempo. Esto significa que, si por ejemplo tu nivel de glucosa sanguínea es de 100 mg/dl, el glucómetro podría mostrar valores entre los 80 y los 120 mg/dl.
  • Para niveles de glucosa en sangre inferiores a 75 mg/dl: Margen de error permitido de ±15 mg/dl, el 95 % del tiempo. Es decir, si el valor real de glucosa sanguínea es de 60 mg/dl, el glucómetro podría mostrar valores entre los 45 y los 75 mg/dl.

En mi opinión estos márgenes de error son una locura, especialmente cuando luchas día a día contra las hipoglucemias.

Como consejo personal, te diría que escojas un glucómetro que haga las mediciones lo más ajustadas posible, durante el mayor tiempo posible. Los números que vemos en la pantalla condicionan significativamente el tratamiento a seguir, ¡¡y no tiene nada que ver un 45 mg/dl con un 75 mg/dl!!

Además, hay que pensar que estos criterios de precisión se rigen por criterios estándar. Es decir, en condiciones en las que el medidor, las tiras y la muestra de sangre se manejan siguiendo las recomendaciones exactas de cada fabricante.

Por ello, también es importante saber qué factores influyen en las mediciones. Así podremos hacer todo lo que esté en nuestras manos para controlar mejor las glucemias.

GuardarGuardar

Actualizado: 17/05/2017

¿Nos ayudas compartiendo la información?