A ti que cuidas a alguien más que a ti misma

Te hablo a ti

A ti que te preocupas por tu hij@ enfermo.

A ti que pasas tu propio proceso de duelo.

A ti que la vida te ha dado tantas vueltas que no sabes ni cómo sigues en pie.

Eres mujer. Y por eso, eres valiente.

Te hablo a ti.

A ti que temiste que el barco se hundiera al llegar la tormenta, pero reforzaste tus velas y aprendiste a domar el viento.

A ti que miras atrás solo para seguir aprendiendo. 

A ti que estás orgullosa de la persona en la que te estás convirtiendo.

Eres mujer. Y por eso, eres fuerte.

Te hablo a ti.

A ti que sabes que tu hij@ te eligió, porque es la semilla que necesitabas para florecer.

A ti que has hecho cosas por ell@s que jamás hubieras hecho por ti.

A ti que te mueve el amor más puro, energía infinita.

A ti que has utilizado las piedras del camino para impulsarte más alto y mientras subías has aprendido a disfrutar del paisaje.

Ahora es tu momento de florecer.

No es egoísmo, es necesidad.

Ser madre especial es solo una parte de ti y es esencial abrazar tus otras partes.

Luces y sombras.

Eres mujer. Eres todo lo que necesitas ser.

Mímate, quiérete, escúchate.

Te hablo a ti.

1 comentario en “A ti que cuidas a alguien más que a ti misma”

Deja un comentario

19 + tres =